PRIMEROS AUXILIOS EMOCIONALES
16207
post-template-default,single,single-post,postid-16207,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
psicologo valdemorillo

PRIMEROS AUXILIOS EMOCIONALES

Todas las emociones son reacciones neurofisiológicas que cumplen una función al servicio de la persona y a veces incluso, de su supervivencia. Aunque algunas tienen mala prensa y se las califica como emociones “negativas”, lo negativo en realidad es no escucharlas, no vivirlas  y no permitir que tenga lugar aquello para lo que sirven. En El Bosque de las Emociones, tu Gabinete de Psicología en Valdemorillo (Madrid) queremos hablarte de ellas. 

EMOCIONES: PARA QUÉ SIRVEN

Ira: nos sirve para poner límites cuando algo o alguien está vulnerando nuestros derechos o nuestra integridad física o emocional. La ira no es negativa aunque sí puede serlo la manera de manifestarla y eso  es lo que habrá de controlarse.

Tristeza: nos sirve para parar y mirar hacia dentro con el fin de recomponer nuestro mundo cuando hemos vivido una pérdida de algo o alguien importante.

Miedo: nos prepara para reaccionar ante el peligro luchando, huyendo o bloqueando la acción, siendo ésta última una respuesta primitiva que muchos animales adoptan en una situación desesperada (“hacerse el muerto”)

ATENDER LA EMOCIÓN PROPIA

Ira: Reconocer las señales que envía nuestro cuerpo es fundamental para no permitir que se dispare y se manifieste en un estallido. (Mira cómo hacerlo en  nuestro Manual para el Control de la Ira que puedes descargar gratuitamente al suscribirte a nuestro boletín de noticias)

Tristeza: no debemos evitarla ni esforzarnos para no manifestarla. La tristeza cuenta con mecanismos fisiológicos como las lágrimas que sirven para eliminar cortisol, la hormona del estrés. Hay que  vivirla con naturalidad, porque muchas veces  sencillamente es lo que toca y solo después de hacerlo podremos recuperar la alegría.

Miedo: es importante entender de dónde viene y también documentarnos acerca de aquello a lo que tememos, para ver si estamos dimensionando bien la amenaza o, en otro caso, ver qué necesitamos para enfrentarnos a ella.

CUANDO LA EMOCIÓN ES DE OTRO…

Ira: No contribuir a alimentar el enfado con palabras o actitudes. Hay que dejar que la persona se calme (lo hará cuando su exceso de adrenalina en sangre vuelva a niveles normales) y después será el momento de hablar sobre lo sucedido.

Tristeza: Esta emoción requiere un gran respeto por el sentir del otro. No son aconsejables frases del tipo “no estés triste” “deja de llorar”, “anímate”, “lo que tienes que hacer es…”. Mejor acompañar desde la cercanía “sé que te encuentras mal, llora lo que necesites”, “estoy aquí para lo que quieras..”

Miedo: es una emoción que da vergüenza expresar porque está asociada con la cobardía. Si alguien tiene miedo, debemos permitir que hable acerca de él para que pueda razonar sobre ello y encontrar solución. Nunca burlarnos ni minimizar la importancia de ese miedo.

PREVENIR EL TRAUMA

Cuando una persona ha pasado mucho miedo en una situación, puede acabar experimentando un trauma. La ayuda en este caso permitirle que hable sobre lo ocurrido cuantas veces necesite. Poner palabra ayuda al cerebro a entender lo que ha pasado y a descargar el exceso de emoción.

ALEXITIMIA: “NO SÉ LO QUE SIENTO”

Algunas personas tienen dificultades para identificar sus emociones. Es como si  no supiesen dar significado a las las sensaciones físicas que a cada emoción le es propia. Se denomina Alexitima, un trastorno que aparece junto a otros en diferentes diagnósticos y que en cualquier caso, tiene tratamiento psicológico.

Si tienes alguna pregunta o duda al respecto puedes ponerte en contacto con nosotras. Te esperamos en El Bosque de las Emociones, tu Gabinete de Psicología en Valdemorillo (Madrid)

El Bosque de las Emociones
El Bosque de las Emociones
info@elbosquedelasemociones.es

Nuestro equipo es un caso claro en el que uno más uno no son solo dos… Cuando trabajamos juntas, nos gusta tejer espacios en los que otros puedan reponerse, descansar y aprender. Refugios para el alma, cuando hace frío fuera…Somos Paloma López Cayhuela y Gloria González Urueña

1Comentario
  • Carmen
    Publicado a las 21:24h, 11 May Responder

    Gracias. A veces no sé cómo otras personas intuyen lo q necesitas en aLgunos momentos. Gracias

Deja un comentario