QUIERO COMO ME HAN QUERIDO: EL APEGO EN LA PAREJA
16228
post-template-default,single,single-post,postid-16228,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-10.1.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2.1,vc_responsive
Valdemorillo psicologo madrid

QUIERO COMO ME HAN QUERIDO: EL APEGO EN LA PAREJA

Apego: esa forma de relacionarse con los demás

 

Hace poco publicamos nuestra entrada al blog en la que dábamos pautas para cuidar los vínculos tempranos con los hijos. En ella contábamos cómo es muy importante el modo en que las madres y padres cuidan a sus niños, siendo pieza clave el saber ser sensibles a las necesidades del pequeño en cada etapa, entendiéndolas y dándoles la respuesta adecuada desde un tono emocional afectuoso y de aceptación.

Una vez que el niño ha “aprendido” cómo es relacionarse con los otros, a través de las interacciones que ha tenido con sus padres, comienza a ampliar el entramado de relaciones durante todas las etapas posteriores, teniendo en la cabeza un modelo de  interacción y unas expectativas. Para entonces el niño ya ha sacado conclusiones acerca de quién es él y acerca de lo que puede esperar de los demás y del mundo. Cuando lo que anticipa que va a recibir no es agradable, el cerebro del niño creará sus propios mecanismos de defensa para poder sobrevivir sin verse inundado por emociones de abandono, rabia, dolor y tristeza. Esos mecanismos se dejarán ver en las conductas que la persona llevará a cabo en sus vínculos personales durante toda su vida.

Tipos de apego adulto

 

Ese niño que creó un estilo de apego seguro (pudo confiar en que sus necesidades iban a ser cubiertas por sus cuidadores) o inseguro (no podía saber si iba a ser atendido como necesitaba y en lo que necesitaba), fue creciendo y llega a adulto. En su cabeza, la idea sobre las relaciones con los demás, se ha ido ampliando, abarcando también una idea acerca de sí mismo y de su valía. Podemos encontrar en el adulto:

Apego seguro:

Tiene idea positiva de los demás y de él mismo.

Apego inseguro:

  • Evitativo-rechazante: idea positiva de sí mismo pero negativa de los otros
  • Evitativo-temeroso: idea negativa de sí mismo y también de los demás.
  • Preocupado-ansioso: idea negativa sobre sí mismo y positiva de los demás.

 

Cómo influye el tipo de apego al relacionarnos con la pareja

 

Cuando una persona con apego seguro está en pareja se siente cómodo en la intimidad, no le importará mostrar sus debilidades porque piensan que contarán con el apoyo del otro y que será igualmente aceptada y querida. Acepta bien la interdependencia con su pareja.

En la persona con estilo de apego evitativo rechazante, su relación de pareja se desarrollará con baja ansiedad pero alta evitación del otro, es decir, tenderá a poner distancia, a preservar su espacio y  a sentirse molesto con las manifestaciones de dependencia  de otros.

Si el estilo de apego es evitativo-temeroso la persona experimentará alta ansiedad por sus sentimientos de inadecuación, y también alta evitación, no tolerando bien la intimidad y necesitando siempre preservar sus espacios, mostrándose más exigente en ello debido a su nivel de ansiedad en la relación con los demás.

En el estilo Preocupado ansioso, la persona también sufrirá ansiedad por el sentimiento de “no estar a la altura” y las dudas sobre el amor de su pareja hacia ella, pero a diferencia del anterior, su nivel de evitación será mínimo, ya que necesitará siempre de la persona amada a su lado y de su aprobación, para sentirse seguro. Suelen establecer relaciones de dependencia.

Combinaciones “explosivas”

 

Un apego seguro combinado con un apego inseguro, del tipo que sea, supondrá todo un ejercicio de aceptación para la persona con apego seguro, ya que puede no entender los miedos del otro a la intimidad y sus conductas de evitación.

Dentro de los apegos inseguros, la combinación más negativa sería la de un apego inseguro evitativo en cualquiera de sus tipos, con un apego preocupado, ya que las necesidades de alejarse del primero mezcladas con las de estar permanentemente juntos del segundo, chocan provocando grandes tensiones e infelicidad en la relación.

Entender a la pareja: el diálogo entre los apegos.

 

Es muy útil como vemos, saber que existen patrones de vinculación en las personas que van a dar como resultado los modos en que son capaces de relacionarse. Se trata de entender que las personas con apegos inseguros no es que “no quieran”, es que tienen una forma diferente de querer. Tener esto en cuenta es muy positivo para reducir la conflictividad y para entender los desencuentros de la pareja, con otra mirada.

¿Has descubierto ya como es tu apego ? ¿Te gustaría descubrirlo?

 

Si tienes dudas o quieres hacernos alguna consulta te esperamos en los comentarios o puedes ponerte en contacto con nosotras. Te esperamos en nuestro gabinete de psicología en Valdemorillo o en consulta online.

Paloma Lopez Cayhuela
Paloma Lopez Cayhuela
paloma.lopez@elbosquedelasemociones.es

Un día ya muy lejano de adolescencia, descubrí la Psicología. La convertí entonces en mi sueño y a día de hoy, pisando ya tierra firme, he llegado a este Bosque después de transitar por un camino donde todos los saberes que me acompañan se han ido enhebrando para cobrar un sentido más amplio cada vez. EMDR, Análisis Transaccional y Gestalt son los recursos que llevo en mi equipaje y aún queda hueco para otros que habrán de llegar…

1Comentario
  • Carol Ruiz
    Publicado a las 22:13h, 13 February Responder

    Mi pareja tiene apego evitativo, hasta conocer esto me ha creado situaciones muy confusas e incluso dañinas para Mi, no entendía su forma de actuar y me desconcertaba su frialdad.
    Ahora que lo Se, trato de verlo desde el amor y la compresión pero su evitación para tratar ningún tema emocional o entablar conversaciones importantes sobre nosotros me pone en duda si plantearle el tema. Supongo que es importante para que pueda reconocer ciertos patrones dañinos
    No se como hacerlo, pero a su vez sino lo hago no se si cambiará algo, y si yo he de sacrificarse a sentirme sola y vacía en algunos momentos. Algún Consejo?

Deja un comentario